Nuestro Valor Añadido
EXperiencias como DIFERENCIADOR

Las experiencias estimulan nuestros sentidos por medio de nuevos medios y estrategias y de ese modo, diferencian a un destino turístico. Nuestro objetivo es conocer qué estímulos son los más apropiados para apelar a los sentidos y emociones del turista.

EXperiencias como PROVEEDOR DE VALOR

Las experiencias proporcionan valores únicos a los consumidores. Esto exige una comprensión del valor que tiene la experiencia como producto turístico en el nuevo viajero del siglo XXI, más exigente y experimentado.

EXperiencias como DINAMIZADOR TURÍSTICO

Las experiencias se utilizan como base fundamental para planificar y dinamizar un destino turístico. Las experiencias apelan al factor emocional del nuevo turista, así mismo inducen al intelecto a provocar la necesidad de viajar, de experimentar, de disfrutar.
Para ello concebimos un destino como un ser vivo que tiene la capacidad de crear experiencias memorables e incibir en la capacidad de elección de los consumidores turísticos entre un destino u otro.